Mousse de fresas (sin huevo).

©Trinidad Padrón Mousse de fresa sin huevo DA

¿Te gustan la fresas?. A mi me encantan de todas las formas posibles y como ya podemos comprar fresas frescas es una fantástica idea aprovecharlas. He elaborado varias recetas cuyo ingrediente principal son las fresas y que iré compartiendo con todos vosotros. En esta ocasión la receta es genial para los peques ya que sus ingredientes como la gelatina, el yogur y las fresas naturales hace que sea una buena opción . Esta receta la saqué del blog de Webos Fritos, así que vamos manos a la obra.

Ingredientes:

  • Un sobre de gelatina de fresa (85 gr.) en mi caso marca Mercadona.
  • 200 gr de fresas y otras para adornar
  • Un yogur natural (si tienes problemas con la lactosa sustituye por otro tipo de yogur)
  • 2 cucharadas de azúcar

 

©Trinidad Padrón Mousse de fresa sin huevo DA

Preparación:

Prepara la gelatina siguiendo las instrucciones del paquete, pero modificando la cantidad de agua utilizando sólo la mitad. Por lo que en vez de calentar un vaso se pone ½ vaso de agua; cuando hierva, echa el sobre de gelatina, remueve y añade ½ vaso de agua del tiempo, y vuelve a remover. Dejar enfriar la gelatina en un bol hasta que cuaje un poco, como una hora mas o menos.
Lava las fresas, corta la corola y ponlas a escurrir, trocearlas y ponerlas en el vaso de una batidora y tritura. Si te gusta las semillas de las fresas bien, pero si no te gustan pasa las fresas después de molerlas por un colador y a continuación añade el yogur y con el brazo termina de mezclar.

Ahora con una batidora de varillas, bate la gelatina rápido para que coja aire y quede con burbujas. Cuando se haya duplicado su volumen y tenga un aspecto cremoso, añade la fresa batida con el yogur y dos cucharadas soperas de azúcar. Bate un minuto para que se integre todo bien.

Ponlas en copas y dejar que cuaje en el frigorífico. En una hora está listo nuestro postre.

Espero que te guste, es muy sencillo e ideal para los alérgicos al huevo.

Anuncios

Flan de Chocolate con leche sin huevo.

 

©Trinidad Padrón Flan de chocolate sin huevo

Receta ideal para niños alérgicos al huevo porque no tiene en su preparación. Un flan que tenía medio olvidado y que la receta la compartieron unos amigos. Mi amigo Dani hace años con su recomendación sobre el chocolate a utilizar, el mejor la marca Cadbury. Y mis amigos Orly y Yaiza que utilizan un chocolate de La Candelaria que no tiene trazas porque su hijo tiene alergia a los frutos secos y desterminadas grasas. En resumen una receta muy socorrida deliciosa y fácil. Si no lo has hecho todavía te aconsejo que la hagas para este verano. Lo importate es siempre utilizar un buen chocolate o el que más te guste. Yo utilizé chocolate con leche en gotas para repostería de la marca Valor. Puedes utilizar cualquier molde que soporte calor porque la mezcla va a la nevera directamente y no se cocina posteriormente.

Ingredientes:

  • 1 litro de Nata (yo utilicé dos botes de 500 ml  de la marca Hacendado)
  • 1 caja de flan Royal grande de 8 raciones.
  • 1 tableta de Cadbury de chocolate con leche de tamaño grande o dos medianas, (en mi caso 300 gr de chocolate Valor)
  • Caramelo líquido (normalmente la caja de flan Royal ya te viene un sobre de caramelo).

©Trinidad Padrón Flan de chocolate sin huevo

Preparación:

Añadimos la nata en un caldero con el chocolate deseado. Si es de tableta hay que trocearlo para su mejor disolución. A fuego bajo removemos continuamente hasta no nos queden grumos. Después vertemos el contenido completo del sobre de flan Royal. Removemos para su disolución y no se nos pegue. Iremos observando como irá espesando poco a poco. Antes de que llegue a hervir retiramos del fuego y reservamos. Ponemos el caramelo en el molde elegido por toda la superficie para que quede lo más repartido posible y añadimos la mezcla en el molde. Dejamos que se enfríe. Una vez frío ponemos en la nevera como mínimo 8 horas. Delmoldamos con ayuda de un cuchillo previamente con cuidado por los lados. Ponemos la fuente en el que pondremos nuestro flan como tapa de nuestro molde y con rapidez ponemos boca a bajo y esperamos que se despegue.

Veréis al trocearlo que no tiene la misma textura que un flan, es más compacto y recuerda a la tarta de tres chocolates. Ya os dejo a vuestro gusto experimentar la receta con chocolate negro o con chocolate blanco.

Si te cuesta que se despegue el flan, te dejo un truquito: Pon un poco de agua caliente en un repiente o en el mismo fregadero lo suficiente para cubrir sólo el fondo del molde que hayas utilizado para poner tu flan. Espera unos cinco minutitos, esto ayudará a que el caramelo de vuelva más líquido y ayude a que se delmolde más facilmente 😉

Espero que os haya gustado la receta y hasta el próximo post.