Bizcocho de Quinoa con yogur de leche de coco, zanahorias y coco rallado (sin gluten, sin lactosa, sin levadura y sin azúcar)

©Trinidad Padrón Bizcocho de Quinoa con yogur de leche de coco, zanahorias y coco rallado

Aquí me tienes de nuevo y como ya te he comentado en otras ocasiones, me he dispuesto en hacer un blog para ayudar a todos aquellos que tienen alguna intolerencia o alergia. Todos somos diferentes y estas diferencias nos enriquece aprendiendo cosas nuevas. Hoy te traigo una receta inventada por mí, hecha con harina de quinoa que como te comenté en la publicación de los Bizcochitos de Quinoa y Arándanos (sin gluten, sin azúcar, sin levaduras y sin lactosa) es una maravilla por todos los nutrientes que nos aportan. Así que no es un simple bizcocho.

Otro de los ingredientes que estoy utilizando para endulzar alguna recetas sin tener que usar azúcar o alternativas sintéticas son los dátiles. El dátil es una fruta desecada, secada al sol en el mismo árbol y después recolectada. Este fruto de la palmera datilera es una gran fuente de hierro. También es rico en magnesio, potasio, calcio y fósforo, ayudando a la recuperación de los músculos. Asegura el funcionamiento del sistema nervioso y refuerza huesos y dientes. Es fuente de vitamina E, que ayuda a proteger las membranas celulares de la oxidación y rico en fibra soluble. Todo un aporte a nuestro organismo 😉

Por lo que vamos a tener un bizcocho muy bueno en sabor y a parte que nos aporta no sólo energía, sino mucho más.

Ingredientes :

  • 3 huevos camperos ecológicos
  • 2 yogures de la marca Andros Gourmand & Vegetal sabor natural (120 g x 2)
  • 40 g de coco rallado
  • 100 g de dátiles sin hueso da como resultado poco dulzor, si lo quieres más dulce puedes añadir más cantidad, o si no tienes problemas 2 medidas de vaso de yogur de azúcar morena 😉
  • 60 g de zanahoria rallada
  • 1 vaso de medida del yogur de aceite de oliva virgen
  • 2 vasos de medida del yogur de harina de quinoa
  • 1 vaso de medida de yogur de harina de maiz (maicena)
  • La ralladura de un limón ecológico
  • 1/2 cucharita de postre de canela en polvo
  • 1 cucharita de postre de bicarbonato sódico

Ingredientes para el crujiete de almendras:

  • 80 gr de almendras picadas sin piel
  • 2 cucharadas de aceite de coco

©Trinidad Padrón Bizcocho de quinoa con yogur de leche de coco, zanahorias y coco rallado

Preparación:

Antes de nada pon en remojo los dátiles sin hueso en agua caliente durante aproximadamente unos 15 minutos. Cuando haya pasado este tiempo deja que se pongan a temperatura ambiente y los trituras.

Precalentar el horno unos 180ºC.

Muy importante en esta receta que no lleva azúcar, es que los huevos estén muy bien batidos y después ir añadiendo los ingredientes con movimientos envolventes con ayuda de una espátula o unas varillas manuales, que es para mí la mejor opción. Primero añade después del batido de los huevos, el aceite, los yogures, la ralladura de limón, el coco rallado, la canela, la zanahoria rallada y por último los dátiles triturados. Mezcla todo bien y añade las harinas tamizadas, tanto la de quinoa como la de maiz y mezcla bien hasta que no queden grumos. Vierte la mezcla en un molde e introde en el horno durante unos 45 minutos aproximadamente, pincha para saber si está cocinado, si no es así lo dejas hasta que esté bien hecho.

Una vez hecho deja reposar en el molde unos 10 minutos, delmolda y deja enfriar en una rejilla. Mientras pon las almendras troceadas en un sarten con el aceite de coco a fuego suave y vete moviendo hasta que estén tostadas. Aparta y deja que se enfríen y adorna con el crujiente de almendras. Te dará como resultado un bizcocho húmedo, sano, saludable y muy rico de sabor.

Espero que te haya gustado y hasta la próxima publicación 🙂

 

*Información de los dátiles sacada de un artículo del periódico digital La Vanguardia.
Anuncios

Bizcocho de yogur con frutas del bosque

©Trinidad Padrón Bizcocho de yogur con frutos del bosque

Si me sigues desde hace tiempo sabes que suelo hacer mucho para mi familia el bizcocho básico de yogur  y que además suelo modificarlo para hacer muchas variantes, desde aromatizarlo con limón o añadiendo ingredientes como en el bizcocho de yogur con coco que también queda buenísimo. En esta ocasión te traigo una nueva versión con frutas del bosque al que le añadiremos licor de moras y frutas del bosque congeladas o frescas, dando como resultado un bizcocho más húmedo que en las recetas anteriores 😉

Ingredientes:

  • 3 huevos L
  • 1 yogur natural tipo Danone
  • 30 ml de licor de moras
  • 100 gr de frutos del bosque ( yo utilicé las congeladas de Lidl que me encantan ❤ que tiene cerezas,arándanos,frambuesas, moras y fresas)
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 3 medidas de yogur de harina común
  • 1 medida de aceite de oliva suave

©Trinidad Padrón Bizcocho de yogur con frutos del bosque

Preparación:

Detalles a tener en cuenta: el bizcocho va a quedar menos denso por lo que las frutas que pongas aunque las reboces en un poco de harina tienden a irse al fondo del molde y podrías tener problemas para desmoldar. Te recomiendo que utilices uno de silicona que te será menos problemático y recuerda siempre los ingredientes a temperatura ambiente.

Precalienta el horno a 180ºC

En un bol separa las claras de las yemas, bate las claras hasta punto de nieve y ve añadiendo el azúcar poco a poco y sigue batiendo hasta que se disuelva un poco. A continuación incorpora las yemas y vuelve a batir. Con ayuda de unas varillas manuales para que no pierdas el aire que has conseguido con el batido, añade el aceite, el yogur y el licor de mora. En otro bol a parte tamiza la harina con el sobre de levadura. Vierte la harina poco a poco y mezcla hasta que no quede grumos. Pon la mezcla en el molde y añade las fruta lo más distribuida que puedas por toda la superficie y mete en el horno.

Deja que se hornee aproximadamente 50 minutos y pincha para comprobar si está cocinado. Recuerda que la cocción depende de muchos factores, desde los moldes que utilices hasta el tipo de horno. En mi caso hasta pasado los 60 minutos no estuvo cocinado. Deja reposar en el molde unos 15 minutos, pasado este tiempo desmolda y deja enfriar en una rejilla.

Ya tienes listo tu bizcocho espero que te guste la receta y como siempre que la pongas en práctica 😉

Bizcocho de Yogur con sabor a coco.

 

©Trinidad Padrón Bizcocho de yogur con coco

Esta receta sirve para los que no tienen pesa para los ingredientes y no se atreven a hacer un bizcocho. En este caso se trata de la receta básica del bizcocho de yogur. Una receta que puedes encontrar versionada al limón por si te animas en el siguiente enlace (Bizcocho de yogur al limón, un básico en la repostería.)

Ingredientes: 

3 huevos
1 yogur de 125 g (en este caso de sabor de coco *)
2 medidas del vaso de yogur de azúcar
3 medidas del vaso de yogur de harina
1/2 sobre de levadura
1 medida de vaso de yogur de aceite de oliva
1/2 medida de vaso de yogur de leche (opcional*)
3 cucharadas encolmadas de coco rallado (opcional*)

*La ventaja que tiene este bizcocho es que le puedes poner cualquier yogur de sabor, no haciendo falta ninguna esencia.

©Trinidad Padrón Bizcocho de yogur con coco

Preparación:

Ante todo los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.

Vierte en un cuenco el coco y la leche para que se vaya hidratando y precalienta el horno a 180ºC.
Separa las yemas de las claras y pon el yogur en otro cuenco para poder cojer el vaso para medir los otros ingredientes.

Por un lado bate las claras con las dos medidas de azúcar hasta que quede a punto de nieve con ayuda de unas varillas elétricas. Después incorpora las yemas a las claras y sigue batiendo hasta mezclarlo todo muy bien.  A continuación añade el yogur, el aceite y después el coco rallado con la leche que teníamos reservado desde un principio.

Mezcla todo. Añade la harina tamizada mezclada con la levadura y con ayuda de unas varillas manuales o una espátula vete haciendo movimientos envolventes hasta que no queden grumos.

Con el horno precalentado pon la mezcla en el molde (en mi caso uno de silicona) e introduce en el horno unos 45 minutos a 180ºC, calor arriba y abajo. Hay que tener en cuenta que siempre el tiempo de cocción depende del horno y el molde. Recuerda introducir una brocheta o un chuchillo largo en el bizcocho, si sale limpio es que ya está hecho.

¿Te atreves?, es muy sencillo 😉