Bizcocho de yogur con frutas del bosque

©Trinidad Padrón Bizcocho de yogur con frutos del bosque

Si me sigues desde hace tiempo sabes que suelo hacer mucho para mi familia el bizcocho básico de yogur  y que además suelo modificarlo para hacer muchas variantes, desde aromatizarlo con limón o añadiendo ingredientes como en el bizcocho de yogur con coco que también queda buenísimo. En esta ocasión te traigo una nueva versión con frutas del bosque al que le añadiremos licor de moras y frutas del bosque congeladas o frescas, dando como resultado un bizcocho más húmedo que en las recetas anteriores 😉

Ingredientes:

  • 3 huevos L
  • 1 yogur natural tipo Danone
  • 30 ml de licor de moras
  • 100 gr de frutos del bosque ( yo utilicé las congeladas de Lidl que me encantan ❤ que tiene cerezas,arándanos,frambuesas, moras y fresas)
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 3 medidas de yogur de harina común
  • 1 medida de aceite de oliva suave

©Trinidad Padrón Bizcocho de yogur con frutos del bosque

Preparación:

Detalles a tener en cuenta: el bizcocho va a quedar menos denso por lo que las frutas que pongas aunque las reboces en un poco de harina tienden a irse al fondo del molde y podrías tener problemas para desmoldar. Te recomiendo que utilices uno de silicona que te será menos problemático y recuerda siempre los ingredientes a temperatura ambiente.

Precalienta el horno a 180ºC

En un bol separa las claras de las yemas, bate las claras hasta punto de nieve y ve añadiendo el azúcar poco a poco y sigue batiendo hasta que se disuelva un poco. A continuación incorpora las yemas y vuelve a batir. Con ayuda de unas varillas manuales para que no pierdas el aire que has conseguido con el batido, añade el aceite, el yogur y el licor de mora. En otro bol a parte tamiza la harina con el sobre de levadura. Vierte la harina poco a poco y mezcla hasta que no quede grumos. Pon la mezcla en el molde y añade las fruta lo más distribuida que puedas por toda la superficie y mete en el horno.

Deja que se hornee aproximadamente 50 minutos y pincha para comprobar si está cocinado. Recuerda que la cocción depende de muchos factores, desde los moldes que utilices hasta el tipo de horno. En mi caso hasta pasado los 60 minutos no estuvo cocinado. Deja reposar en el molde unos 15 minutos, pasado este tiempo desmolda y deja enfriar en una rejilla.

Ya tienes listo tu bizcocho espero que te guste la receta y como siempre que la pongas en práctica 😉