Bizcocho de plátano (Banana Bread)

©Trinidad Padrón Pan de plátano

Te presento en esta publicación una nueva receta de aprovechamiento que suelo hacer, pero que hasta el momento no la había publicado. Es una delicia tanto por su delicado sabor como por su textura húmeda. Este bizcocho está hecho con plátanos de Canarias como no podía ser de otra manera, así que cuando estén muy maduros no los tires, aprovecha para hacer batidos o postres 😉

Ingredientes:

  • 125 g de mantequilla sin sal
  • 150 g de azúcar moreno
  • 2 huevos L
  • 1 cucharita de pasta de vainilla
  • 200 g de harina común
  • 1 cucharita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharita de sal fina
  • 250 g de plátanos muy maduros pelados
  • 60 ml de buttermilk
  • 50 g de nueces picadas
  • Nueces caramelizadas para decorar

©Trinidad Padrón Pan de plátano

Preparación:

Precalienta el horno a 180ºC y engrasa un molde rectángular de aproximadamente 21 cm.

Con un tenedor aplasta el plátano hasta hacerlo un puré. Incorpora al plátano el buttermilk (60 ml leche y una cucharita de jugo de limón, dejar actuar durante 15 minutos y tendrás tu leche cortada o buttermilk) y la pasta de vainilla.

En un bol añade los ingredientes secos tamizados, la harina, el bicarbonato y la sal. En otro bol y con ayuda de unas varillas eléctricas bate la mantequilla con el azúcar hasta conseguir que el azúcar se haya disuelto. Añade los huevos ligeramente batidos con ayuda de un tenedor, primero uno y cuando se haya integrado, el siguiente. Cuando todo esté bien integrado añadimos la harina de dos veces alternando con la mezcla del plátano. Mezcla con ayuda de una espátula o varillas manuales o en el caso que tengas robot con el accesorio de mezcla a velocidad baja. Por último si quieres añade las nueces picadas y mezcla bien.

Vierte en el molde y pon las nueces caramelizadas que van de adorno antes de honear. Mete en el horno durante 45 minutos como mínimo, pincha el bizcocho para comprobar si está cocinado (en mi caso lo dejé 50 minutos).

Sácalo del horno y deja enfriar en el molde durante unos 15 minutos para que se asiente y después desmolda. Deja enfriar encima de una rejilla.

Listo, ya tienes un bizcocho delicioso para compartir.

En casa cuando lo hago desaparece por arte de magia 😉

Anuncios