Tarta de manzana invertida con sirope de arce y limón

 

©Trinidad Padrón Tarta de manzana invertida con sirope de arce 07 de noviembre de 2018-2

Llevaba tiempo que quería hacer esta receta, tenía sirope de arce que me sobró cuando hice los Muffins de nueces pecanas y sirope de arce. y limones ecológicos de mi huerto. Así que compré 3 manzanas tipo reinetas y me dispuse a ello.

Ingredientes:

  • 150 g de mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • el zumo y la ralladura de 1/2 limón
  • 3 manzanas ácidas (tipo Reinetas) sin corazón, peladas y a cuartos
  • 125 g de azúcar moreno
  • 125 g de harina con levadura incorporada
  • 2 huevos L
  • azúcar en polvo para decorar

©Trinidad Padrón Tarta de manzana invertida con sirope de arce 07 de noviembre de 2018

Preparación:

Precalienta el horno a 180ºC

Derrite 25 g de mantequilla y viértela en un molde desmontable de aproximadamente 20 cm de diámetro. Añade el sirope de arce y espolvoree con la ralladura de limón. A continuación coloca las láminas de manzana de manera que queden superpuestas y riega con el zumo de limón de medio limón.

Pon el resto de la mantequilla a punto pomada, la azúcar moreno, la harina y los huevos en una batidora y mezcla bien. Vierte sobre la manzana y alisa la superficie con ayuda de una espátula.

Pon el molde en el horno calor arriba y abajo 30 minutos.

Deja reposar en el molde durante unos 5 minutos. Luego dale la vuelta y delmolda. Espolvorea con azúcar. Puedes comerlo tibio o frío. Ya verás la combinación de la ralladura de limón, la manzana y el bizcocho, es deliciosa 😀

Tarta mousse de limón

 

©Trinidad Padrón Tarta mousse de limón01

Hace mucho tiempo que no publico nada, pero quería empezar como los peques aplicándome con un post en este mes de septiembre con una receta propia de días calurosos. La receta la encontré en Mi toque en la cocina  me encanta no sólo su estética y fotografía, sino la variedad de recetas dulces, saladas y exóticas que comparte.  Así que probé la receta y me encantó. Resultado espectacular tanto en textura como en sabor, así que vamos a  ello 😀

Ingredientes:

  • 150 gr de galletas Digestive
  • 75 gr de mantequilla sin sal
  • 500 ml de nata 35% Materia Grasa (M.G)
  • 1 lata pequeña de leche condensada
  • 125 ml de zumo de limón ecológico
  • Ralladura de 1 limón ecológico
  • 6 hojas de gelatina

 

©Trinidad Padrón Tarta mousse de limón02

Preparación:

Como puedes apreciar los ingredientes no son nada complicados y es una tarta fácil, para quedar bien.

El molde que utilicé es el molde desmontable de Lékué de 18 cm, para que lo tengas como referencia.

Primero tienes que hacer la base de la tarta triturando las galletas y derritiendo la mantequilla. Mezcla todo hasta que tengas una pasta y ponla en la base del molde. Con ayuda de la parte baja de un vaso presiona para que quede compacta y reparte de forma homogénea. Pon el molde en la nevera en lo que haces la crema.

Antes que nada pon en remojo con agua fría las hojas de gelatina durante 10 minutos aproximadamente para que se hidraten. Exprime mientras los limones y cuela el jugo. Calienta el zumo de los limones, escurre bien la gelatina del agua apretándola un poco para que elimine el exceso de agua que le quede y añádela al zumo disolviéndola bien. Deja que se enfríe un poco y mientras bate la nata hasta que esté en su punto. Ahora que ya tienes la nata añade con ayuda de unas varillas manuales la crema de limón que hiciste anteriormente y mezcla con movimientos envolventes. Añade al molde y reparte bien. Deja reposar 8 horas o toda la noche como fue en mi caso.

Antes de servir ralla con cuidado la cáscara de un limón sin llegar a la zona blanca que es la que amarga y espolvorea por encima como aprecias en la foto. No te asustes, verás el toque de sabor que le dará a tu tarta.

Como puedes ver no tiene complicación, así que anímate a prepararla que seguro que si te gustan los postres de limón,  triunfarás 😉

Charlotte Cake con frutos del bosque.

 

©Trinidad Padrón Charlotte de frutos del bosque 05

Ya ha pasado tiempo desde que te prometí poner la receta de la tarta que le hice a mi progenitora que es la misma de mi cumpleaños. Hoy 6 de abril hace 7 años que me atreví a dar el paso de compartir mis creaciones, así que pensé que era el día perfecto para compartir una tarta tan bonita y resultona como es una Charlotte de frutos del bosque. Este tipo de tarta es como la de toda la vida con bizcochos, pero con un toque más elegante por hacerla con ayuda de un molde. Las tartas quedan super bonitas y tienen la misma dinámica que cualquier tarta hecha en fuente o bol, así que como en casa a todos nos encantan las tartas de bizcochos me animé a comprarme un molde ;D ( Molde desmoldable Lékué 18 cm ) aquí te dejo el enlace.

charlotte_01_1

Ingredientes:

  • Para el relleno: Mousse de frutos del bosque, que ya vimos la receta.
  • 200 ml de leche para humedecer los bizcochos
  • 40 bizcotelas o soletillas
  • Para la decoración: Frutas frescas variadas y al gusto.

 

©Trinidad Padrón Charlotte de frutos del bosque 04

Preparación:

Humedece los bizcochos en la leche y los colócalos de forma vertical en el molde. Posteriormente haz una base también con los bizcochos lo más homogénea posible. Si tienes que romper para que quede bien cubierta la base no pasa nada.

Vierte una parte del contenido de la mousse ( recién hecha, sin pasarla por el frigorífico todavía). Reparte bien. Pon una capa de bizcochos nuevamente humedecidos con la leche. Otra capa de mousse y otra de bizcochos, terminando con una de mousse. Deja enfriar la tarta en la nevera durante 8 horas para que la crema endurezca.

Después de pasado el tiempo y antes de servir, desmolda y decora con fruta fresca. Si quieres darle un toque más femenino pon una cinta decorativa alrededor. Verás que tarta tan bonita queda y riquísima.

Y no quiero despedirme sin agradecer tu complicidad.

Gracias a todos y todas por acompañarme en cada evolución y cambio del blog que al fin al cabo es también el cambio que manifestamos como seres humanos con el paso del tiempo. Gracias por formar parte de mi pequeño mundo dulce ❤

Tarta de queso clásica (Classic Cheesecake)

 

©Trinidad Padrón Classic Cheesecake

Tenía muchas ganas de hacer una tarta de queso y en estos días surgió la oportunidad  para el cumpleaños de un familiar. Así que me dije, esta es la oportunidad. Está hecha al baño maría y aunque llevó su tiempo en el horno, queda espectacular de sabor y textura. Un truco a tener en cuenta es que el recipiente con el agua donde va a descansar el molde para hacer el baño maría, tiene que estar caliente, es decir mientras se calienta el horno pon el recipiente con el agua.  Ahora vamos a por la receta 😉

Ingredientes:

Para la base:

  • 250 gr de galletas molidas (Digestive, Chiquilín o Speculoos)
  • 100 gr de mantequilla sin sal derretida

Para la crema:

  • 150 gr de azúcar
  • 25 gr de maicena
  • 700 gr de queso Philadelphia
  • 5 huevos tamaño XL (separadas las yemas de las claras)
  • 2 cucharaditas de extracto o esencia de vainilla
  • 150 ml de nata líquida
  • 150 ml de nata fresca (la de cocinar)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de ralladura de limón

 

©Trinidad Padrón Classic Cheesecake

Preparación:

Para la base

Engrasa la base con aceite de un molde desmoldable de aproximamente 25 cm de diámetro y cubre con papel de hornear, sólo la base.

En un bol mezcla las galletas bien trituradas con la mantequilla derretida hasta que tengas una especie de masa compacta que repartirás por la base del molde intentando que quede lo mas repartida posible y del mismo grosor. Si te gusta mucho la base de galletas puedes duplicar la cantidad para que te quede mas gruesa. Ahora pon el molde en la nevera y espera unos 30 minutos hasta que endurezca la masa.

Para la crema

Precalienta el horno a 160ºC

Monta las claras junto con la sal a punto de nieve y reserva.

Mezcla la harina de maíz con el azúcar. Lo puedes hacer con el accesorio de una batidora a velocidad suave o simplemente como hice yo con unas varillas manuales hasta que quede todo integrado y sin grumos.

Empieza batiendo el queso lentamente con la mezcla de azúcar a velocidad baja hasta tener una mezcla sin grumos y homogénea. Añade la nata fresca y la nata líquida. Recuerda que siempre tiene que quedar sin grumos, todo tiene que estar bien integrado para que la textura quede perfecta. Incorpora las yemas una a una, después añade el extracto de vainilla y la ralladura de limón. Reserva la mezcla.

Ahora con ayuda de unas varillas manuales o una espátula incorpora suavemente las claras a punto de nieve con la mezcla anterior con movimientos envolventes hasta que esté todo sin grumos.

Retira el molde de la nevera y engrasa los laterales del molde con mantequilla. Cubre con papel aluminio o papel film que aguante temperaturas altas la parte inferior del molde para que no se te filtre el agua y quede protegido. Añade la mezcla y si te queda hasta el borde no importa porque la preparación no va a subir.

Recuerda que el agua para el baño maría ya estaba dentro del horno calentándose. Hornea a 160ºC calor arriba y abajo durante 80 minutos. Cuando llegue a los 70 minutos si ves que está muy dorado en la superficie, cubre con papel aluminio para que no se queme.

Pasado este tiempo apaga el horno, y esto es muy importante: NO ABRAS LA PUERTA DEL HORNO. Deja que repose dentro durante unas dos horas más. Así se terminará de cocinar el centro. Yo lo hice y quedó perfecto.

Una vez haya pasado el tiempo de estar en el horno, deja que se enfríe a temperatura ambiente durante otra hora más.

Después ponla en la nevera como mínimo durante seis horas y estará perfecta. Desmolda y a disfrutar. Si quieres puedes ponerle mermelada de fresa, frutos del bosque,..lo que prefieras. A mi personalmente me gusta así, es una tarta no muy dulce y en ocasiones es lo que realmente apetece aunque sea una contradicción.

Espero que te haya gustado y la pongas en práctica.

Tarta de manzana con base de hojaldre

 

© Trinidad Padrón Tarta de manzana hojaldre

Empezando el otoño, aunque realmente con las temperaturas que tenemos no lo parece, :O

Te traigo una receta con manzanas que es muy fácil de hacer, resultona y que entra por la vista. Espero que te guste y la pongas en práctica, es una delicia 😀

Ingredientes:

  • Una base de hojaldre fresca ya preparada, yo utilicé la marca Buitoni porque viene con la base redonda y es genial para mi molde desmoldable.
  • 4 huevos
  • 600 ml de leche entera
  • 150 gr azúcar
  • 3 cucharadas de harina de maiz (Maicena)
  • 1 piel de limón (si es ecológico mejor)
  • 3 manzanas (yo utilicé las Royal Gala)
  • 1/2 cucharadita de gelatina neutra en polvo

© Trinidad Padrón Tarta de manzana hojaldre

Preparación:

Tienes que preparar una natilla que servirá de crema que pondrás encima del hojaldre.

Echa en un cazo la leche, el azúcar, los huevos y la harina de maíz, bate con ayuda de unas varillas y añade la piel del limón.

Pon a fuego lento y sin dejar de remover. Cuando empiece a espesar retira del fuego.

Coloca la masa de hojaldre fresca con el papel que viene encima del molde repartiendo la masa muy bien por todo el molde.

Saca la piel del limón y vierte la natilla sobre la masa.

Lava, pela y descorazona las manzanas (sobre todo lávalas bien porque después la piel la vamos a utilizar).Las cortas en láminas que colocarás como aparecen en la fotografía sobre la natilla.  Recorta el sobrante de masa y con el horno precalentado a 180ºC, introducimos el molde durante 45 minutos y bajamos la temperatura a 170ºC.

Mientras pon las pieles de la manzanas en un cazo con tres cucharadas de azúcar y agua hasta que las cubras. Cuando falte como media hora para que termine de hacerse la tarta pon el cazo a fuego medio bajo durante 20 minutos, añade la gelatina neutra y remueve. Deja cocer otros cinco minutos.

Retira del fuego y reserva. Deja enfriar todo, tanto la gelatina que has preparado con las pieles de las manzañas, como la tarta que la tienes que desmoldar y sobre una rejilla dejar que se enfríe. Cuando ya esté todo más templado, barnizamos con ayuda un pincel o brocha de cocina las manzanas con la gelatina que hemos preparado para que queden bien impregnadas y le den brillo.

Dejamos enfriar y ya tenemos una deliciosa tarta de manzana que la única complicación que tiene es como mucho la elaboración de la natilla aromatizada con la cáscara de limón.

Espero que te haya gustado y hasta la próxima receta 😉

Tarta de Santiago.

©Trinidad Padrón Tarta de Santiago 02

Desde que fuí de viaje a Galicia tenía las ganas de encontrar una receta de la deliciosa Tarta de Santiago, y después de buscar y buscar encontre en el blog de Webos Fritos una maravillosa con la ventaja que puedes imprimir la Cruz de Santiago para adornar la tarta (https://webosfritos.es/2011/09/tarta-de-santiago ). Te dejo el enlace.

Ingredientes:

250 g de almendra marcona cruda entera
250 g de azúcar
4 huevos medianos
Un poco de canela molida
Ralladura de 1/2 limón

Para adornar
Azúcar glas

©Trinidad Padrón Tarta de Santiago 01

Preparación:

Muele la almendra en diferentes grosores, en decir si quieres la mitad poco molida y la otra en harina.

En un sartén pon la almendra a fuego muy suave que sólo nos sirva para quitar la humedad sin llegar a tostarla y deja enfriar.

Mecla la almendra molida con un poco de canela molida y la ralladura de medio limón (sólo la parte amarilla).

Precalienta el horno calor arriba y abajo 180ºC.

Con ayuda de unas varillas manuales bate el azúcar con los huevos, añadiendo uno a uno hasta que blanqueen un poco.

Añade a los huevos la almendra a la que pusiste la canela y la ralladura de limón. Mezcla con cuidado con ayuda de una espátula.

Engrasa el molde desmoldable y recorta papel de horno para el fondo como si fuera una oblea y engrasa también el papel. Mi molde desmoldable es de Ikea muy bien de precio.

Vierte la mezcla por encima y hornea entre 25 o 30 minutos, recuerda que depende del horno.

Deja reposar 10 minutos, desmolda y deja enfriar. Una vez que esté fría adorna con el cartón y con un colador con azúcar glass espolvorear por encima.

Aquí te dejo el enlace que tienen para descargarte la cruz para adornar. http://webosfritos.es/recetas/pdf/Cruz-de-Santiago.pdf

En casa están esperando para que la repita porque está buenísima. Así que si te gusta las almendras, esta es tu receta para poner en práctica 😉

Tarta de Oreo o Cheesecake de oreo.

©Trinidad Padrón Tarta de Oreo 02

Otra vez por aquí con una receta de las que valen la pena hacer porque está espectacular. La tarta la hice como celebración de las vacaciones de mis dos peques y que al final disfrutamos muchos mas como no podía  ser de otra manera. Un poco elaborada, pero sólo un poco pero con saborrrr :D, parece que te estás comiendo una galleta oreo gigante.

La receta es originaria del blog de Megasilvita, pero modifiqué algunas cosillas. Cuando hagas una receta como ésta, te recomiendo que utilices los ingredientes originales, porque no te quedará igual si lo haces con imitaciones.

Ingredientes:

Para la base:
280 grs Oreo
75 grs mantequilla sin sal

Para el relleno:
250 grs queso mascarpone (Hacendado)
250 grs queso Philadelphia
200 ml de nata líquida +35% M.T (Por ejemplo:La Asturiana 35% M.T)
200 grs azúcar glass
10 galletas Oreo
2 vainas de vainilla
6 hojas de gelatina

Para la cobertura:
300 grs Chocolate de cobertura Valor
3 o 4 Oreo

La tarta la realicé en un molde desmoldable que tengo hace un tiempo y que es de Ikea cuyo diametro son aproximadamente 20 cm, para que lo tengas como referencia.

©Trinidad Padrón Tarta de Oreo 01

Preparación:

Recorta papel de horno y con ayuda de un poco de mantequilla cubre tanto el fondo dejando que sobresalga un poco y por el lateral de las paredes de molde.

Prepara la base de la tarta triturando las galletas. Derrite la mantequilla sin sal y mezcla bien con la galletas para conseguir una pasta que tendrás que extender en la base y apretando con ayuda de una cuchara. Una vez hayas terminado mete el molde en el frigorítico.

Pon en remojo las 6 hojas de gelatina durante aproximadamente 10 minutos.

Pon 50 ml de nata líquida al fuego y cuando empiece a hervir retira y agrega las hojas de gelatina bien escurridas y espera a que se temple.

Mientras bate el resto de nata líquida hasta que coja un poco de cuerpo, pero sin montarla del todo. Añade el interior de dos vainas de vainilla y bate unos segundos mas para mezclar bien. Reserva.

En un bol a parte bate las dos cremas de queso con el azúcar glas a baja velocidad para que no se corte y cuando esté cremosito y todo integrado incorpora la nata con la gelatina y vuelve a mezclar bien.

Ahora añade poco a poca la nata semi-montada y mezcla con ayuda de una espátula con movimientos envolventes. Por último introduce las 10 galletas troceadas en trocitos pequeños, no muy grandes y mezclamos. Pon la mezcla sobre el molde hasta llenarlo, alisa repartiéndo de forma uniforme por el molde.

Tapa el molde, yo utilicé un plato grande para que no se reseque e introduce en el frigorífico durante 4-5 horas. Yo lo dejé de un día para otro.

Pasado este tiempo y una vez que la tarta ha cuajado, saca del frigorífico y desmoldamos. Primero con ayuda de un cuchillo contornea para retirar mejor el papel. Y con ayuda de una espátula quita el papel del fondo del molde para poder ponerlo en un plato o fuente donde vayas a servir.

Ya por último derrite la cobertura de chocolate al baño María y deja que se temple un poquito. Verte sobre la tarta y adorna con trocitos de galleta.

Una de las complicaciones es a la hora de partir la tarta cuando se enfría la cobertura, calienta un poco el cuchillo para que seas más fácil y no se te rompa todo el chocolate.

¿No quieres chocolate?, no pasa nada, tritura mas galletas y reparte por la superficie una vez cuajada la crema y ya está 😀

Espero que te haya gustado y que puedas ponerla en prácticas en Vacaciones para los más pequeños.