Bizcocho de yogur con frutas del bosque

©Trinidad Padrón Bizcocho de yogur con frutos del bosque

Si me sigues desde hace tiempo sabes que suelo hacer mucho para mi familia el bizcocho básico de yogur  y que además suelo modificarlo para hacer muchas variantes, desde aromatizarlo con limón o añadiendo ingredientes como en el bizcocho de yogur con coco que también queda buenísimo. En esta ocasión te traigo una nueva versión con frutas del bosque al que le añadiremos licor de moras y frutas del bosque congeladas o frescas, dando como resultado un bizcocho más húmedo que en las recetas anteriores 😉

Ingredientes:

  • 3 huevos L
  • 1 yogur natural tipo Danone
  • 30 ml de licor de moras
  • 100 gr de frutos del bosque ( yo utilicé las congeladas de Lidl que me encantan ❤ que tiene cerezas,arándanos,frambuesas, moras y fresas)
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 3 medidas de yogur de harina común
  • 1 medida de aceite de oliva suave

©Trinidad Padrón Bizcocho de yogur con frutos del bosque

Preparación:

Detalles a tener en cuenta: el bizcocho va a quedar menos denso por lo que las frutas que pongas aunque las reboces en un poco de harina tienden a irse al fondo del molde y podrías tener problemas para desmoldar. Te recomiendo que utilices uno de silicona que te será menos problemático y recuerda siempre los ingredientes a temperatura ambiente.

Precalienta el horno a 180ºC

En un bol separa las claras de las yemas, bate las claras hasta punto de nieve y ve añadiendo el azúcar poco a poco y sigue batiendo hasta que se disuelva un poco. A continuación incorpora las yemas y vuelve a batir. Con ayuda de unas varillas manuales para que no pierdas el aire que has conseguido con el batido, añade el aceite, el yogur y el licor de mora. En otro bol a parte tamiza la harina con el sobre de levadura. Vierte la harina poco a poco y mezcla hasta que no quede grumos. Pon la mezcla en el molde y añade las fruta lo más distribuida que puedas por toda la superficie y mete en el horno.

Deja que se hornee aproximadamente 50 minutos y pincha para comprobar si está cocinado. Recuerda que la cocción depende de muchos factores, desde los moldes que utilices hasta el tipo de horno. En mi caso hasta pasado los 60 minutos no estuvo cocinado. Deja reposar en el molde unos 15 minutos, pasado este tiempo desmolda y deja enfriar en una rejilla.

Ya tienes listo tu bizcocho espero que te guste la receta y como siempre que la pongas en práctica 😉

Anuncios

Bizcocho de plátano (Banana Bread)

©Trinidad Padrón Pan de plátano

Te presento en esta publicación una nueva receta de aprovechamiento que suelo hacer, pero que hasta el momento no la había publicado. Es una delicia tanto por su delicado sabor como por su textura húmeda. Este bizcocho está hecho con plátanos de Canarias como no podía ser de otra manera, así que cuando estén muy maduros no los tires, aprovecha para hacer batidos o postres 😉

Ingredientes:

  • 125 g de mantequilla sin sal
  • 150 g de azúcar moreno
  • 2 huevos L
  • 1 cucharita de pasta de vainilla
  • 200 g de harina común
  • 1 cucharita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharita de sal fina
  • 250 g de plátanos muy maduros pelados
  • 60 ml de buttermilk
  • 50 g de nueces picadas
  • Nueces caramelizadas para decorar

©Trinidad Padrón Pan de plátano

Preparación:

Precalienta el horno a 180ºC y engrasa un molde rectángular de aproximadamente 21 cm.

Con un tenedor aplasta el plátano hasta hacerlo un puré. Incorpora al plátano el buttermilk (60 ml leche y una cucharita de jugo de limón, dejar actuar durante 15 minutos y tendrás tu leche cortada o buttermilk) y la pasta de vainilla.

En un bol añade los ingredientes secos tamizados, la harina, el bicarbonato y la sal. En otro bol y con ayuda de unas varillas eléctricas bate la mantequilla con el azúcar hasta conseguir que el azúcar se haya disuelto. Añade los huevos ligeramente batidos con ayuda de un tenedor, primero uno y cuando se haya integrado, el siguiente. Cuando todo esté bien integrado añadimos la harina de dos veces alternando con la mezcla del plátano. Mezcla con ayuda de una espátula o varillas manuales o en el caso que tengas robot con el accesorio de mezcla a velocidad baja. Por último si quieres añade las nueces picadas y mezcla bien.

Vierte en el molde y pon las nueces caramelizadas que van de adorno antes de honear. Mete en el horno durante 45 minutos como mínimo, pincha el bizcocho para comprobar si está cocinado (en mi caso lo dejé 50 minutos).

Sácalo del horno y deja enfriar en el molde durante unos 15 minutos para que se asiente y después desmolda. Deja enfriar encima de una rejilla.

Listo, ya tienes un bizcocho delicioso para compartir.

En casa cuando lo hago desaparece por arte de magia 😉

Bizcocho de semillas de amapola con sirope de naranja

Desde siempre me han gustado las semillas en el pan y la repostería, le aporta un toque diferente. Desde que ví esta receta en un libro que me regalaron no se me quitaba de la cabeza la posibilidad de hacerla, así que desde que encontré las semillas de amapola y mis naranjeros dieron naranjas no lo dudé y la hice. Esta es la segunda ocasión que la repito después de hacer algunas modificaciones en la receta original, que da como resultado un bizcocho muy esponjoso y suave que con el sirope de naranja, ya ni te cuento 😉

Ingredientes:

Bizcocho

  • 50 g de semillas de amapola
  • 60 ml de leche
  • 185 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de ralladura de naranja ecológica
  • 200 g de azúcar glass
  • 3 huevos L
  • 300 g de harina común
  • 1 sobre de levadura tipo royal
  • 60 g de almendras molidas
  • 180 ml de zumo de naranja

Sirope de naranja

  • 220 g de azúcar glass
  • 160 ml de zumo de naranja
  • 80 ml de agua

©Trinidad Padrón Bizcocho de semilla de amapolas DA

 

Preparación:

Precalienta el horno a 180ºC y engrasa un molde redondo profundo de aproximadamente 22 cm de diámetro. Mezcla las semillas con la leche en un cuenco para que se hidraten durante 20 minutos ( yo me despisté y los dejé mucho más 😀 ), verás que absorven la leche.

Bate con unas varillas, la mantequilla, la ralladura y el azúcar hasta que quede ligera y esponjosa. Incorpora los huevos uno a uno, hasta que no se haya disuelto uno, no batimos el siguiente. Añade de harina y la levadura previamente tamizadas y mezcla de forma manual con ayuda de una espátula o una cuchara de madera. Pon las almendras molidas, el zumo de naranja y por último las semillas de amapolas con los restos de leche que hayan quedado. Extiende la mezcla en un molde previamente engrasado. Hornea durante aproximadamente 45 minutos y pincha para saber si está hecho. Si sale limpio ya puedes retirarlo del horno y dejarlo enfriar en el molde durante unos 10 o 15 minutos. Sácalo y deja la parte más estética hacia arriba y deja que se termine de enfriar. Mientras empieza a preparar el sirope.

Preparación del Sirope de naranja:

Mezcla los ingredientes en un cazo y con ayuda de un cuchara de madera remueve a fuego lento sin que llegue a hervir, hasta que se disuelva el azúcar. Entonces lleva a embullición, baja el fuego al mínimo y deja cocer a fuego lento sin tapar durante unos 2 minutos aproximamente (verás como espesa). Cuando ya esté listo vierte en un jarra que sea resistente al calor y humede el bizcocho por encima. Te puedes ayudar con un pincel para los lados. Una vez frío verás que es una delicia.

Datos de interés:

  • Para el bizcocho, el zumo de naranja lo añadí con pulpa pero para el sirope te recomiendo colarlo primero para que quede más delicado.
  • En la receta original el azúcar es extrafino pero yo le puse azúcar glass porque era el que tenía en casa.
  • El bizcocho con el sirope sólo puede conservarse unos 2 días en un recipiente hermético por las bacterias que se puede generar. Si lo quieres para más tiempo puedes no bañarlo que también está delicioso. El sirope sólo dura 2 días en nevera, pero puedes tenerlo congelado durante 3 meses.
  • Un consejo, si no te vas a comer todo el bizcocho, puedes cortarlo por la mitad congelarlo forrándolo con film trasparente y una parte del sirope en un recipiente a parte.Cuando vayas a consumirlo deja que se descongele todo a temperadura ambiente. Calienta un poco el sirope y vierte sobre el bizcocho, de esta forma lo absorverá mejor 😉 (Así lo podrás saborear de varias veces)

Espero que te haya gustado y la pongas en práctica como todas las recetas que comparto contigo 🙂

Brownkie (La fusión del brownie y las cookies)

©Trinidad Padrón Brownkie

Feliz de poder traerte esta receta 🙂 que para mí es una de las mejores formas de combinar un brownie con una galleta tipo cookies. En versión española se podría decir que es un brownie-cookies o unas cookies brownie, de cualquiera de las formas es una combinación que en casa nos gusta, y aunque la había hecho en otras ocasiones el hecho de poder hacer fotos es a veces un poco incompatible con el deseo de probarlo 😉

Gracias a la Srta. Dulces Alegrías puedes ver el corte de lo más apetecible. Un poco trabajoso porque hay que hacer dos preparaciones por separado para después unirlas en una sola a la hora de hornear.

Ingredientes

Para la elaboración del brownie:

  • 120 g de harina común
  • 160 g de azúcar moreno
  • 180 g de mantequilla sin sal
  • 80 g de nueces (opcional)
  • 240 g chocolate negro de repostería
  • 3 huevos L
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla o vainilla en pasta
  • 1 cucharadita de sal fina

Para la elaboración de la masa de cookies:

  • 150 g de harina común
  • 120 g de azúcar moreno
  • 110 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 1 huevo L
  • 80 g de chispas de chocolate o trocitos de chocolate
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla o vainilla en pasta
  • 1 cucharadita de polvos de hornear

©Trinidad Padrón Brownkie

Preparación:

Empieza con la preparación del brownie. El molde debes forrarlo con papel de horno que sobresalga por los laterales para poder desmoldarlo con mayor facilidad (yo utilicé uno rectangular de 26 cm x 19 cm)

Derrite el chocolate con la mantequilla al baño maría o en el microondas y reserva hasta que se atempere. En otro bol bate los huevos con el azúcar y la vainilla. Añade el chocolate derretido de forma manual hasta que todo se integre. Tamiza la harina con la sal y vierte removiendo hasta que no quede ningún grumo. Pon la mezcla en el molde y reserva.

Precalienta el horno a 175ºC ( Yo lo puse a 180ºC)*

Hacemos la otra preparación. Mezcla la mantequilla con el azúcar a velocidad alta con ayuda de una paleta mezcladora o una batidora eléctrica provista por varillas especiales para masas. Añade el huevo ligeramente batido y la vainilla, sigue mezclando hasta que quede todo integrado. Pon la harina y el polvo de hornear que previamente habrás tamizado. Cuando la masa esté, es cuando añadirás los trocitos de chocolate pero guarda algunos para poner por encima antes de hornear.

Ahora es la parte para mí más complicada que es poner la masa de las cookies encima de la masa sin hornear del brownie. Para solucionar en parte el problema reparte en pequeños montoncitos repartidos por toda la superficie la masa de las cookies. A continuación y sin presionar mucho reparte de forma lo más uniforme que puedas tapando la elaboración que hay debajo, de forma que sólo se vea la cookies ( te llevará un tiempo, yo utilicé un cuchillo de forma que parecía que untaba mantequilla). Añade los trocitos que dejaste sin poner por encima.

Deja hornear a 175ºC sobre 45 minutos (* La primera vez que la hice no me daba los tiempos de cocción, también es verdad que mi horno tiene muchos años y no puedo poner los 175ºC, así que pongo a 180ºC vigilando. A los 30 minutos de cocción en el horno, cambié el calor a sólo la parte de abajo durante 15 minutos restantes). Así que como siempre te comento, toda cocción depende del molde y el tipo horno, pincha para saber si está en su punto antes de retirarlo.

Deja reposar en el molde durante 10 minutos antes de desmoldar y deja enfriar en una rejilla para después cortar y degustar 😉

©Trinidad Padrón Brownkie

Pero esta publicación no acaba aquí, hoy es el 8º cumpleaños de Dulces Alegrías y quisiera recordar su nacimiento en la plataforma Blogger con la humilde intención de compartir mi parte creativa en la repostería y aunque después ha seguido creciendo con el paso del tiempo en WordPress con nuevas creaciones y recetas, lo más importante todo es agradecer a todos los que me siguen desde el principio y a los que os habéis sumado a lo largo de todos estos años.

Agradecer sobre todo a mi familia que siempre han sido mis cómplices en todo momento. La pequeña Dulces Alegrías, la Srta. Dulces Alegrías y el Sr. Dulces Alegrías que me ayudan en muchas ocasiones, desde ir a buscar los ingredientes, como en las sesiones de fotos.

Gracias nuevamente a todos y por muchos años más 😉

 

Bundt cake de calabaza, naranja y limón (Orange and lemon pumpkin bundt cake)

© Trinidad Padrón Bundt cake de naranja, limón y calabaza

Hola a todos, hacía mucho tiempo que no me pasaba por aquí 🙂

En esta ocasión te traigo una receta mía. Gracias al puré de calabaza y al jugo de naranja tiene ese toque húmedo tan típico de los bundt cakes.

La calabaza en postres gusta mucho en casa. A mi hija mayor le encanta la tarta de calabaza de toda la vida, te dejo el enlace por si quieres ver la receta que publiqué. Como a veces no tengo tiempo para cocinar la calabaza, cuando lo hago cocino grandes cantidades. La pongo en la bandeja del horno y tapo con papel aluminio. Dejo cocinar hasta que al pincharla esté blanda. Después dejo escurrir bien y divido en porciones que pongo en bolsas de congelación con el peso escrito con rotulador para poder hacer mis recetas cuando tenga ocasión.

Otro consejo que te doy es que utilices limones y naranjas ecológicas para tus postres. El aroma y el sabor no tiene nada que ver con los que compras en el supermercado. Pero lo más importante es que no tienen pesticidas, un detalle a tener en cuenta cuando hay gran cantidad de postres que se le pone ralladura de cítricos 😉

Y después de estos consejos vamos a por los ingredientes de la receta.

Ingredientes:

  • 400 g de calabaza hecha puré
  • 200 g de azúcar
  • 350 g de harina común
  • 50 g de harina de maíz (maicena)
  • 4 huevos L
  • 200 ml de aceite de oliva suave
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  • 50 ml de jugo de naranja ecológica
  • 2 cucharaditas de postre de ralladura de limón ecológico*
  • 1 cucharadita de postre de ralladura de naranja ecológica*
  • 1/2 cuchara de postre de canela*
  • 1/4 cuchara de postre de pimienta jamaicana*

*Recuerda que las ralladuras como las especias depende de tu gusto. Estas cantidades te servirán de referencia, pero puedes ponerle más cantidad. Por ejemplo, yo suelo ponerle un poco más de canela porque en casa nos encanta su sabor.

© Trinidad Padrón Bundt cake de naranja, limón y calabaza

Preparación:

Precalentar el horno a 180ºC arriba y abajo

Teniendo el puré de calabaza preparado, empieza a batir los huevos con el azúcar. Añade el aceite, el jugo de naranja, las ralladuras de los cítricos y el puré de calabaza. No lo pongas todos junto, cuando termines de mezclar un ingrediente añade el siguiente y así sucesivamente y reserva.

Ahora mezcla los ingredientes secos. En un bol añade las harinas tamizándolas, tanto la de trigo como la de maíz con el sobre de levadura. Añade también las especias y con ayuda de unas varillas manuales o una espátula mezcla todo. A continuación vete vertiendo en el recipiente que tenías los ingredientes líquidos poco a poco de forma manual hasta que todo se integre bien y no queden grumos.

Con el horno precalentado y la mezcla en nuestro molde dejamos que se haga en el aproximadamente durante 50 minutos. Ten en cuenta que este tiempo es orientativo. Depende muchas veces del molde y del horno, por eso recuerda pinchar con ayuda de un palillo largo o simplemente un cuchillo largo para saber si está cocinado. Si sale limpio de mezcla ya lo tienes listo.

Lo dejas reposar unos 10 minutos en el molde, después sácalo y déjalo enfriar. Lo puedes adornar con azúcar glasé o un sirope de chocolate. Yo lo dejé tal cual, porque nos tomamos una taza de chocolate calentito para acompañarlo, la combinación perfecta 🙂

Espero que te haya gustado y la pongas en práctica.

Bundt cake de vino y chocolate.

©Trinidad Padrón Bundt cake de vino y chocolate 19 de noviembre de 2018

 

Esta semana se celebra San Andrés y es cuando se abren las bodegas para dar a conocer el vino nuevo y hoy quería hacer mi pequeño homenaje a lo dulce .

Hace unas semanas veía en Facebook que muchos compartían que el vino y el chocolate te hacen más joven, o algo así , me dió risa porque ya había probado esta receta de bizcocho de vino con chocolate. Había visto a otras compañeras blogueras probar la receta y todas decían que era muy buena. Te tengo que decir que me sorprendió su sabor, la mezcla de la vainilla, la canela y el chocolate , recuerda al vino especiado. Y hablando de vinos, para hacer esta receta utilicé un tinto joven para que le diera matices suaves. Así que aclarando todo esto, vamos a ponernos manos a la obra y celebramos San Andrés.

Ingredientes:

  • 250 g de harina común
  • 200 g de mantequilla sin sal a punto pomada
  • 200 g azúcar
  • 100 g de chocolate para postres
  • 4 huevos L
  • 1 vaso tipo nocilla de vino tinto joven
  • 2 cucharaditas de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de vainilla azucarada
  • 1 sobre de levadura en polvo tipo Royal

©Trinidad Padrón Bundt cake de vino y chocolate 19 de noviembre de 2018-3

 

Preparación:

Trocea el chocolate y fúndelo al baño maría o en el microondas. Mezcla la harina con la levadura y el cacao y tamízalo. En un bol añade la mantequilla a punto pomada y mezcla con el azúcar con ayuda de unas varillas eléctricas. Después añade los huevos uno a uno, hasta que no esté integrado uno, no añadas el siguiente. Pon a continuación la canela, la vainilla y  el chocolate fundido que tendrá que estar a temperatura ambiente. Por último vierte a la mezcla, la harina, la levadura y el cacao tamizado. Si quieres darle un toque más intenso de chococolate puedes añadir trocitos, pero en mi caso pensé que era más que suficiente. Mezcla hasta que esté todo integrado y sin grumos de forma suave. Vierte en el molde engrasado y ponlo en el horno previamente calentado a 180 ºC con calor arriba y abajo , deja cocinar durante 45 minutos o cuando lo pinches salga limpio. Recuerda que cada horno es diferente y que también depende del molde que utilices.

Deja enfriar unos 15 minutos y desmolda.

Si quieres adorna con azúcar glas.

Vverás que tiene una textura húmeda y compacta, típica de los bundt. Espero que te guste y la pongas en práctica.

Cake de canela (Cinnamon cake)

 

©Trinidad Padrón Cake de canela

Hola a todos 🙂 hace como un mes celebramos el cumpleaños de mi progenitora (cumplió 79 años) y lo celebramos en la intimidad familiar. Como comenté en las redes sociales, prometí que compartiría las dos recetas dulces que preparé, así que aquí tienes una de ellas.

A mi familia nos encanta la canela, tanto su aroma como sabor, por lo que opté por esta delicia que hace recordar a los rollitos de canela. Un bizcocho que se caracteriza por su humedad, aroma y jugosidad, es de esos que no te puedes comer sólo un trozo 😉

Así que sin más dilación vamos a por la receta

Ingredientes

Para el azúcar de canela

  • 50 g de azúcar blanca
  • 50 g de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada en polvo

Para la masa

  • 125 g de mantequilla sin sal
  • 175 g de azúcar
  • 2 huevos XL
  • 275 g de harina
  • 1 cucharadita en polvo de hornear
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 225 gr de nata fresca

Recuerda que todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente

©Trinidad Padrón Cake de canela

 

Preparación

Precalienta el horno a 175ºC

Prepara y engrasa el molde en la receta original pone como referencia 23 cm de largo.

En un cuenco mezcla los dos tipos diferentes de azúcar, la canela y la nuez moscada.

En otro un bol mezcla la harina junto con el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal que habrás tamizado previamente.

En otro recipiente bate la mantequilla con el azúcar durante 3 minutos con ayuda de unas varillas eléctricas, hasta que haya blanqueado y obtengas una mezcla esponjosa.

Añade uno a uno los huevos, ligeramente batidos con ayuda de un tenedor. No agregues el siguiente hasta que se haya integrado el anterior. Continúa batiendo al menos un minuto mas después de cada huevo.

Cambia el accesorio y con ayuda un mezclador añade la harina de tres veces alternándola con la nata fresca y mezcla hasta que esté todo integrado.

Coloca un tercio de la masa aproximadamente en el molde engrasado. Encima reparte un tercio de la mezcla de la canela de manera uniforme por todo el molde. A continuación vierte la mezcla de la masa que te queda encima y alisa con ayuda de una espátula. Vierte el resto del contenido por encima de manera que quede todo bien repartido. Con ayuda de un cuchillo y de una SOLA pasada con movimiento en zigzag (así conseguirás el efecto marmolado). En mi página de Facebook puedes encontras el vídeo de cómo lo hago para que lo tengas como referencia Cake de Canela (Cinnamon Cake)

Hornea durante 50 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio (recuerda el tiempo es siempre orientativo porque depende del tipo de molde y el horno para que se haga en menor o mayor tiempo)

Saca del horno y deja reposar durante unos 15 minutos dentro del molde, luego desmolda encima del fregadero para que el exceso de azúcar no te ensucie toda la cocina. Si tienes otra rejilla dale la vuelta para que se enfríe por la parte del azúcar.

Ya tienes tu Cake de canela preparado y espero que lo disfrutes tanto como hicimos nosotros 😉