Galletas de almendras y coco (sin gluten, sin azúcar, sin harina, sin lactosa y sin levaduras)

©Trinidad Padrón Galletas de almendras y coco sin gluten sin azúcar

Hola a todos  🙂

Te traigo una nueva receta versionada que si te gustan las almendras te van a encantar. Cuando quieres darte un capricho pero tambien te quieres cuidar, estas galletas son una alternativa super rica y saludable. Son  fáciles de hacer y con pocos ingredientes obtienes una maravilla de galletas ❤

Ingredientes:

  • 160 gr de almendras crudas y peladas *
  • 40 gr de coco rallado y un poco más para rebozar
  • 30 ml de aceite de oliva virgen
  • 8 dátiles sin hueso*
  • 1 huevo L

©Trinidad Padrón Galletas de almendras y coco sin gluten sin azúcar

Preparación:

Previamente pon en agua caliente los dátiles durante unos 15 minutos.

En una picadora añade las almendras y pícalas bien, lo más fino que puedas. En un bol añade las almendras que tienes picadas con el coco rallado y mezcla con ayuda de una espátula. A continuación pon el aceite y remueve hasta que todo se integre bien.

Precalienta el horno 180ºC y pon papel de horno en la bandeja.

Pasado el tiempo de los dátiles, escúrrelos e pícalos bien con ayuda de una picadora. Bate el huevo un poco y vierte todo en el bol; los dátiles, el huevo, las almendras y el coco hasta tener un masa. Haz bolitas que tengan aproximadamente la misma cantidad y aplástalas un poco (a mí me salieron 12 galletas) después pásalas por coco rallado antes de ponerlas en la bandeja.

Hornea de 12 a 15 minutos a 180ºC (depende del grosor de la galleta tartará más o menos tiempo) hasta que queden doraditas. Cuando estén déjalas enfriar en una rejilla.

Obtendrás unas galletas con la textura similar a la tarta de santiago, con una humedad por los aceites de las almendras que las hacen deliciosa.

*Detalles a tener en cuenta:

*Receta original:

  • Es con harina de almendra, por lo que el resultado si la usas será totalmente diferente, saldrán más secas. Al moler las almendras antes de usarlas no se perderán sus aceites naturales y su aroma será más intenso. A mí en particular me gustan mucho más así.
  • Es con 8 sobres de edulcorante, yo prefiero el dulzor de los dátiles que le aporta sabor caramelizado y los azúcares son más naturales.
  • Es con aceite, pero no especifica. Yo utilicé el aceite de oliva extra virgen. Si quieres puedes utilizar aceite de coco que actualmente es muy utilizado en muchas recetas y sería un buena alternativa, pero yo en mi caso donde esté el aceite de oliva que se quiten las otras grasas.

Espero que te haya gustado la receta y hasta la próxima publicación 😉

Anuncios

Bizcocho de yogur con frutas del bosque

©Trinidad Padrón Bizcocho de yogur con frutos del bosque

Si me sigues desde hace tiempo sabes que suelo hacer mucho para mi familia el bizcocho básico de yogur  y que además suelo modificarlo para hacer muchas variantes, desde aromatizarlo con limón o añadiendo ingredientes como en el bizcocho de yogur con coco que también queda buenísimo. En esta ocasión te traigo una nueva versión con frutas del bosque al que le añadiremos licor de moras y frutas del bosque congeladas o frescas, dando como resultado un bizcocho más húmedo que en las recetas anteriores 😉

Ingredientes:

  • 3 huevos L
  • 1 yogur natural tipo Danone
  • 30 ml de licor de moras
  • 100 gr de frutos del bosque ( yo utilicé las congeladas de Lidl que me encantan ❤ que tiene cerezas,arándanos,frambuesas, moras y fresas)
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 3 medidas de yogur de harina común
  • 1 medida de aceite de oliva suave

©Trinidad Padrón Bizcocho de yogur con frutos del bosque

Preparación:

Detalles a tener en cuenta: el bizcocho va a quedar menos denso por lo que las frutas que pongas aunque las reboces en un poco de harina tienden a irse al fondo del molde y podrías tener problemas para desmoldar. Te recomiendo que utilices uno de silicona que te será menos problemático y recuerda siempre los ingredientes a temperatura ambiente.

Precalienta el horno a 180ºC

En un bol separa las claras de las yemas, bate las claras hasta punto de nieve y ve añadiendo el azúcar poco a poco y sigue batiendo hasta que se disuelva un poco. A continuación incorpora las yemas y vuelve a batir. Con ayuda de unas varillas manuales para que no pierdas el aire que has conseguido con el batido, añade el aceite, el yogur y el licor de mora. En otro bol a parte tamiza la harina con el sobre de levadura. Vierte la harina poco a poco y mezcla hasta que no quede grumos. Pon la mezcla en el molde y añade las fruta lo más distribuida que puedas por toda la superficie y mete en el horno.

Deja que se hornee aproximadamente 50 minutos y pincha para comprobar si está cocinado. Recuerda que la cocción depende de muchos factores, desde los moldes que utilices hasta el tipo de horno. En mi caso hasta pasado los 60 minutos no estuvo cocinado. Deja reposar en el molde unos 15 minutos, pasado este tiempo desmolda y deja enfriar en una rejilla.

Ya tienes listo tu bizcocho espero que te guste la receta y como siempre que la pongas en práctica 😉

Limonada casera

©Trinidad Padrón Limonada casera

Desde hace mucho busqué y busqué la forma de hacer limonada casera para aprovechar los limones ecológicos del huerto y no había forma de dar con una que valiera la pena compartir, pero esto ha cambiado 🙂

Te traigo una receta que no falla y  no he parado de hacer. Así que no tienes excusa para probarla.

Ingredientes:

  • 250 ml de zumo de limón
  • 120 g de azúcar blanca
  • 450 g de agua (si tu agua es fuerte elige una embotellada o filtrada)
  • Hielo al gusto
  • Rodajas de limón
  • Hojas de menta o hierba buena

©Trinidad Padrón Limonada casera

Preparación:

Lo primero que tienes que hacer es un almíbar, así que en un cazo mezcla el agua con el azúcar, ponlo en el fuego hasta que se disuelva. Vierte en la jarra o en la botella de vidrio que vayas a utilizar para servir y reserva hasta que se enfríe. Después sólo añade el jugo de limón al almíbar, el hielo, si quieres las rodajas de limón y la menta. Yo en mi caso mi botella es de 750 ml por lo que le incorporo más agua hasta llenarla del todo para que la limonada quede más suave.

Ten encuenta que el hielo a la vez que se va derritiendo va dejando más aguada la limonada, así que si quieres que esté más concentrada añade más zumo de limón, es ir probando hasta que encuentres la proporción a tu gusto 😉

Bizcochitos de Quinoa y Arándanos (sin gluten, sin azúcar, sin levaduras y sin lactosa)

©Trinidad Padrón Bizcochitos de quinoa y arándanos

Aquí te traigo una receta para aquellos que tengan problemas de intolerancia o alergia. Casi siempre solemos usar en repostería harina de trigo, pero hay una riqueza infinita de harinas con las que podemos hacer recetas riquísimas y que aparte nos aportan un plus. En esta ocasión la harina utilizada es de quinoa, un pseudocereal originario de Sudamérica, cultivado y conocido ya en el pueblo Inca y considerándola una semilla sagrada. Se puede consumir en forma de grano, en copos, de leche, semillas germinadas o en harina (que se obtiene moliendo los granos de quinoa hasta obtener un polvo muy fino). La harina de quinoa posee las mismas propiedades que la quinoa, su principal virtud es su alto contenido en proteínas vegetales de gran calidad, ya que posee todos los aminoácidos esenciales de las proteínas. Es rica en vitaminas del grupo B y E, en folatos, fibra, fósforo, magnesio, manganeso, hierro y sílice. Tiene una acción tonificante y antiinflamatoria y además ayuda a depurar el hígado. Y algo muy importante es que no tiene gluten (aunque hay que fijarse bien, ya que dependiendo de las marcas pueden tener trazas).

Tengo un familiar con SQM (Sensibilidad Química Múltiple) que además tiene problemas con el glutén, la lactosa, no puede tomar azúcar, ni levaduras. Esto a la hora de darse un capricho es muy complicado, así que aquí te comparto mi propia receta que da como resultados unos bizcochitos muy esponjosos hechos en las bandeja del horno de cupcakes y según la beneficiada buenísimos. Cabe destacar que cuando una persona tienen SQM, todos los ingredientes tienen que ser ecológicos, si no tienes este problema puedes utilizar ingredientes normales 😉

Ingredientes:

(Si tienes SQM tienen que ser ecológicos)
  • 3 huevos ecológicos
  • 125 g de harina de quinoa
  • 60 g de harina de maíz (maizena)
  • 125 ml de leche de almendras (sin azúcar y sin gluten)
  • 115 ml de aceite de oliva
  • 1 y 1/2 cuchara sopera de stevia líquida (puedes probar y rectificar a tu conveniencia)
  • 1 cucharadita de postre de bicarbonato sódico
  • 1 cuchara de sopera de vinagre de manzana
  • 125 g de arándanos
  • Una pizca de sal fina
  • Las semillas de 2 vainas de vainilla
©Trinidad Padrón Bizcochitos de quinoa y arándanos

Preparación:

En un vaso añade a la leche de almendras con una cucharada de vinagre, remueve y deja reposar durante unos 15 minutos para que se corte, así tendrás una buttermilk que hará reaccionar al bicarbonato para que sirva como levadura.

En un bol tamiza la harina de quinoa, la de maíz y el bicarbonato, reserva.

Precalienta el horno a 180ºC calor arriba y abajo. Prepara las bandejas de cupcakes con los papelitos.

Lo importante de esta receta es batir bien los huevos, así que empieza separando las claras de las yemas. Bate las claras con una pizca de sal hasta que estén a punto de nieve y añade las yemas. Bate todo bien y si tienes unas varillas eléctricas mejor todavía. Ahora cambiamos a varillas manuales. Añade el aceite y remueve con movimientos envolventes, después las semillas de vainilla, la leche de almendras (aunque tenga ese aspecto de cortada no te preocupes) y mezclamos todo bien. A continuación vamos incorporando la mezcla que teníamos de las harinas y el bicarbonato. Verás que a medida que vas mezclando irán apareciendo burbujas, eso es que está reaccionando el bicarbonato con el vinagre. Vierte 3/4 de la mezcla sin llegar a llenar del todo en cada papelito de cupcake y a continuación añade los arándanos. Introduce en el horno unos 20 o 25 minutos, pincha para saber si están cocinados. Sácalos del horno, deja reposar unos 5 minutos en la bandeja y después pasa a una rejilla para que terminen de enfriarse.

Las medidas dan para unos 12 bizcochitos, es decir una hornada. Espero que te haya gustado y hasta la próxima receta especial 😉